Rebajado

María Peralta y Jana Garbayo

Mi aplauso de las ocho

ISBN:978-84-18593-00-0

Sinopsis:

Mi aplauso de las ocho está compuesto por veinticinco historias de vida en tiempos de pandemia.

Se trata de un libro formado por veinticinco relatos cortos ilustrados que suponen un reconocimiento a los miles de personas que no han pasado esta crisis aplaudiendo porque tenían sus manos muy ocupadas cuidando y protegiendo nuestras vidas. Es un reconocimiento a nuestro personal sanitario, a nuestro panadero, a la trabajadora del supermercado de nuestro barrio…

También es un reconocimiento a los millones de personas que nos hemos esforzado, y lo seguimos haciendo, en frenar la curva y superar fases a pesar de las adversidades.

Tamaño: 170 x 240 mm
Páginas: 64
Encuadernación: 
Rústica fresada

Las autoras:

María Peralta Vidaurreta

Trabajando como educadora social desde hace casi veinte años, he podido comprobar que las palabras expresadas de forma oral o escrita pueden ejercer una función social y reparadora muy importante. Por eso, a lo largo de mi vida he buscado un espacio para combinar mi dedicación como educadora con mi afición a la escritura.
He encontrado ese lugar escribiendo en Lectura Fácil, formato que permite el acceso a la información y lectura a personas con dificultad de comprensión lectora. En este formato cuento con dos novelas publicadas por la editorial La Mar de Fácil: Bailar un tango en Madrid y Colores prohibidos.
En esta ocasión, me atrevo con un libro de relatos escrito en formato convencional, pero también expresado de manera sencilla. Un libro que no pierde la esencia social y que resalta la humanidad, el buen hacer y la solidaridad de las personas por encima de todo.

Jana Garbayo Vidaurreta

Hacer los dibujos para los relatos que estuvo escribiendo mi prima durante el estado de
alarma sanitaria fue una suerte. He sido una de esas personas a las que el confinamiento ha paralizado, y tener la motivación de publicar este libro me salvó bastante de la oscuridad mental. Dibujar ha sido un ejercicio de la libertad ideal que mi cuerpo olvidó por momentos.

APÚNTATE A NUESTRO BOLETÍN