Rebajado

Antonio Román Sánchez Rodríguez

Entre flechas amarillas. Un enfoque holístico del Camino de Santiago

ISBN:978-84-17929-51-0

La totalidad de los beneficios económicos del autor irán en favor de Cáritas y de Cruz Roja

Sinopsis del libro:

¿Por qué nos gusta el Camino? Tal vez porque nos evoca todas las cosas que nos gustan y nos hace olvidar todas las que no nos gustan. Su magia consiste metafóricamente en ser mar y no un puerto, y en tener playas para caminar. Amar termina siendo un deseo de conocer en profundidad, y cuanto mayor sea su intensidad, mayor será la búsqueda de respuestas. La propuesta de este ensayo es formular preguntas. Unas llevan al Apóstol, a la Historia y a las leyendas, y su camino es estudio y bibliografía; otras a una metafísica de las costumbres y conceptos que los peregrinos manejan en el Camino y en las Redes Sociales con un enfoque filosófico, y otras destilan poesía porque aluden a sus emociones.

Hoy el Camino pretende renunciar a lo que le dio sentido: el Arca Marmárica, alegando que se ha transformado en ecuménico y lúdico. La tesis de este libro es que nunca podremos prescindir de las reliquias de Santiago el Mayor y que siempre tendrá su razón de existir y de sobrevivir anudado a ellas, y a pesar de ellas. El Camino siempre da más de lo que le puedes devolver. Como gratitud dejo mi lo que no necesito particular, la totalidad de los beneficios económicos del autor, en favor de Cáritas y de Cruz Roja, entidades caritativas y solidarias.

Tamaño: 17x24
Encuadernación: rústica fresada
Páginas: 200

El Autor:

Me llamo Antonio Román Sánchez Rodríguez, nací en Puertollano y resido en Alicante. Soy de la generación de la EGB, escritor por afición y filósofo por pasión. Estudié bachillerato y COU en el Instituto Fray Andrés de mi ciudad natal, me gradué en la Escuela Universitaria de Ciudad Real —Universidad Complutense de Madrid— como docente en la especialidad de Lengua Española y me licencié en Filosofía por la UNED. Entre las dos majas de Goya me quedo con la Venus del espejo de Velázquez; frente a la vida me quedo con la actitud de Demócrito, muerto de risa, y nunca con la del amargado Heráclito, y en el Camino soy peregrino y no caminante. Me enredo con la vida, su misterio, la poesía y el pensamiento, en mi blog Entre flechas amarillas.

APÚNTATE A NUESTRO BOLETÍN